Qué es root en Android, sus ventajas, riesgos y cómo hacerlo

Android rootLos veteranos de Android conocen la palabra y el significado de “root” desde hace años, pero no todos los usuarios están familiarizados con el concepto y especialmente con los beneficios y riesgos que conlleva el proceso.

Hacer root en su dispositivo significa convertirse en un superusuario o administrador del sistema. Esto significa tener acceso a partes de Android que antes eran inaccesibles para un usuario normal. Sí, la gran ventaja es que usted obtiene el control total de su teléfono y sistema operativo.

De este modo, es posible realizar cambios en el sistema operativo que antes eran impensables, como modificar el reloj del procesador o eliminar aplicaciones que ya estaban fijadas en el sistema.

Como el blockware integrado en el sistema por el fabricante o el operador. Incluso es posible ganar un poco más de batería porque es posible eliminar procesos innecesarios, cambiando el rendimiento de los componentes.

El proceso raíz también deja espacio para la instalación de diferentes ROMs en el teléfono. Si el fabricante de su dispositivo ha dejado de actualizar el smartphone en Android 6.0.1, la comunidad de usuarios puede unirse para hacer el trabajo que la empresa no quería hacer y adaptar la última versión de Android a su dispositivo de forma no oficial.

¿Qué hay de los riesgos?

La ventaja también puede ser una desventaja si no sabes lo que estás haciendo.

Debido a que root le da al usuario control total, todos los archivos importantes del sistema están completamente expuestos e incluso pueden ser eliminados, lo que puede causar que el dispositivo quede inutilizable.

El proceso de rendimiento de la raíz tampoco es inmune a las fallas y puede hacer que el teléfono se convierta en “ladrillo”, lo que lo convierte básicamente en un ladrillo inútil.

El otro riesgo es una cuestión de seguridad. Android limita el acceso a estos ajustes fundamentales por dos razones: el riesgo de que el usuario juegue con la superpotencia y, quizás lo más importante, el riesgo de que un virus tome el control del dispositivo para siempre.

Por mucho que sepamos que existen aplicaciones maliciosas en Android y que afectan a los teléfonos incluso si no tienen root, cuando se eliminan las restricciones es cuando los virus realmente pueden causar daño, instalándose permanentemente en áreas previamente inaccesibles que les permitirán quedarse prácticamente para siempre.

Además, la modificación del sistema operativo constituye un incumplimiento del acuerdo de garantía con los operadores y fabricantes. Si bien esto no es un delito, la acción anulará cualquier posibilidad de reparación a menos que se deshaga.

Por último, ya no recibirá actualizaciones oficiales a través de OTA (over-the-air), que se descarga a través de Wi-Fi con instalación automática. Necesitará descargar la ROM oficial del sitio web de su fabricante e instalarla manualmente en su dispositivo.

Por lo tanto, se requiere mucho cuidado y conocimiento para realizar el procedimiento de raíz.

¿Cómo hacerlo?

Desafortunadamente, no existe un método único para desbloquear el teléfono, por lo que no hay manera de dar consejos generales; lo mejor que puedes hacer es abrir Google y buscar el proceso específico en tu teléfono. Cada dispositivo tiene sus propias peculiaridades, pero hay algunas similitudes en el proceso de cada dispositivo.

1. Copia de seguridad

Probablemente perderá sus archivos en el proceso, por lo que es importante guardar todo lo que más le importa. Guarde en la nube o transfiera fotos y documentos importantes a su PC. No empieces el proceso antes de hacer esto.

2. Es necesario desbloquear el bootloader

El bootloader es un sistema incluido en todos los dispositivos Android. Es un programa que se activa cuando se enciende el teléfono para cargar el sistema operativo correcto en el proceso de encendido del smartphone.

Algunos fabricantes facilitan el proceso, mientras que otros ponen varios obstáculos en el camino.

3. Ahora es el momento de iniciar el proceso raíz

Como ya se ha dicho, cada teléfono móvil tiene sus propias instrucciones, pero hay algunas similitudes. Necesitas tener acceso a las opciones de desarrollo de tu teléfono, y para ello debes introducir “Ajustes”, ir a “Acerca del dispositivo” y tocar “Número de versión” ocho veces para acceder a las herramientas de desarrollo.

Una nueva opción aparecerá en el menú Configuración, que son las “Opciones del desarrollador”. Necesitará habilitar “OEM Unlock” y “USB Debugging”.

Las cosas se vuelven confusas a partir de ahí. Hay algunas aplicaciones que prometen hacer el trabajo por sí solas, como KingRoot y OneClickRoot, pero es aconsejable buscar instrucciones específicas para su teléfono de todos modos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *